GRUPO ESPECIALIZADO DE BIENES ROBADOS

Es en el año 2009, en Valparaíso, cuando la Policía de Investigaciones de Chile comienza a orientar sus esfuerzos investigativos y de control sobre los mercados secundarios en los que se comercializan bienes robados. Posteriormente, en el 2011, se replica la experiencia en las regiones de Antofagasta y el Maule, con el fin de contribuir al esclarecimiento de delitos contra la propiedad.

Un año más tarde, en febrero de 2012 –y luego de la generación de un modelo a partir del trabajo desplegado en la V Región- se crean los Grupos Especializados en Bienes Robados con alcance nacional. Se conforman 27 equipos cuyo objetivo se orienta a la intervención de dichos mercados para desincentivar la compra y venta de artículos robados.

Esta estrategia operativa considera dos formas de trabajo:

- Investigar la receptación con el objeto de descubrir los delitos que subyacen a partir de esta figura, es decir, delitos de robo y hurto, a la que se ha denominado "método inverso de investigación". Esto se traduce en que una vez ubicada una especie y configurándose el delito de receptación, el proceso investigativo permitirá llegar al delito matriz y a los autores.

- Fiscalización de los mercados secundarios amparados en el artículo Nº 29 de la Ley Orgánica de la Policía de Investigaciones, que consiste en verificar que dichos lugares cuenten con las respectivas actas de procedencia. Esta estrategia deliberada o intencionada, se enmarca en lo que se denomina "Enfoque de Reducción de Mercado" (ERM), el que indica que los delitos contra la propiedad se sustentan en la posibilidad cierta de comercializar las especies sustraídas en dichos lugares. En consecuencia, si se intervienen estos mercados la demanda se reducirá y se lograría el desincentivo de dicha conducta y de la contracción de mercados de reventa a nivel nacional.

A comienzos del 2015, se logró determinar la existencia de 696 mercados a nivel nacional y sobre los cuales se han establecido priorizaciones para realizar las fiscalizaciones de los grupos Gebro. Cada equipo ejecuta su trabajo en base a una planificación mensual, lo que permite realizar un seguimiento eficiente de la gestión a nivel nacional, como asimismo, de los mercados que son objeto de intervención.